Información al paciente

¿Le han diagnosticado un cáncer de orofaringe?

Infórmese de la cirugía mínimamente invasiva

Información sobre la Cirugía Robótica Transoral (SEORL)

Cirugía Robótica Transoral

Diagnóstico y alternativas de tratamiento

La “garganta” suele entenderse coloquialmente como la parte anterior del cuello. El término se refiere a la porción inicial de la vía digestiva que sigue a la boca, es decir lo que anatómicamente corresponde a la faringe (más correctamente a una parte de ésta que llamamos orofaringe). Lo más frecuente es que los tumores de esta localización, particularmente los relacionados con el Virus del Papiloma Humano (VPH) se originen en la amígdala palatina (“anginas”) o en la base de la lengua (en realidad en la amigdala lingual).

Si le han diagnosticado un cáncer de orofaringe sus médicos le explicarán su situación particular, las opciones de manejo, y la alternativa de tratamiento que consideran mejor en su caso. Dependiendo del tamaño del tumor, la localización concreta y la extensión, las opciones de tratamiento pueden incluir cirugía, quimioterapia o radioterapia, o una combinación de ellas. Si le recomiendan un tratamiento primario no qurúrgico deberán explicarle por qué, dado que la evidencia científica actual sugiere que las secuelas de los tratamientos quirúrgicos por mínima invasión son menores que las de la radioterapia / radioquimioterapia. Si sus médicos recomiendan cirugía hay dos formas básicas de plantearla: cirugía abierta o cirugía mínimamente invasiva transoral (a traves de la boca).

Cirugía abierta

Para la cirugía abierta tradicional es necesario hacer incisiones en la piel. Para el abordaje habitual de la orofaringe esta incisión se realiza en el labio inferior y la piel del mentón y posteriormente debe cortarse también el hueso de la mandíbula (que se unirá de nuevo con una placa de titanio atornillada). Es necesario también cortar los tejidos blandos profundos hasta llegar a la orofaringe.

Normalmente se precisa de forma temporal de una traqueotomía de seguridad. Además suele ser necesario transferir tejido desde otras partes del cuerpo para restaurar la zona de la que se ha extirpardo el tumor. Esto implica un daño adicional y una prolongación sustancial del tiempo quirúrgico y posteriormente de la estancia en el hospital. Dado que los resultados respecto a control del cancer son equiparables y los problemas asociados mayores, la cirugía abierta para el cáncer de orofarigne ha ido abandonándose en los últimos años a favor de la mínima invasión. Aún así existirán casos, sobre todo para tumores localmente avanzados, que seguirán precisando abordajes abiertos o combinados.

Cirugía minimamente invasiva

La cirugía mínimamente invasiva se diseñó para minimizar el año asociado a los abordajes quirúrgicos. En el caso del cáncer de orofaringe este acceso es a través de la boca, de modo se llega directamente al tumor sin hacer ningún tipo de incisión externa.

La cirugía mínimamente invasiva es muy dependiente de la tecnología. Solo es posible utilizar estos abordajes si existe la capacidad técnica de visualizar y manipular los tejidos de forma eficaz y segura. La microcirugía laser transoral es una de estas opciones. Se utiliza un microscopio para la visualización y el laser como instrumento de corte. Sin embargo esta técnica tiene limitaciones importantes en la capacidad de visión (que debe ser siempre en “linea recta”) y de manipulación.

El desarrollo de los sistemas de imagen en cirugía va evolucionando decididamente hacia la imagen endoscópica. Existen diversas técnicas de cirugia endoscópica transoral. La cirugía con instrumentación robotizada es en realidad la forma más sofisticada que existe de cirugía endoscópica, que ofrece una serie de ventajas respecto a la microcirugía laser transoral y a otras formas de cirugía endoscópica transoral.

Cirugía Robótica Transoral

El sistema de cirugía robótica da Vinci permite a los cirujanos trabajar a través de la boca y operar el cáncer de orofaringe sin cicatrices visibles (excepto las relacionadas con la cirugía de extirpación de los ganglios del cuello si se precisa). Sus características clave son:

  • Proporciona un visión 3D de alta definición (endoscópica)
  • Los instrumentos tiene una capacidad de movimiento que supera la de la mano humana
  • Esto proporciona al cirujano mejor visión, precisión y control.

El cirujano controla el da Vinci de modo que los movimientos de sus manos se transmiten a los pequeños y precisos instrumentos introducidos en el cuerpo del paciente (es lo que se llama telecirugía).

Como todos los procedimientos quirúrgicos, la Cirugía Robótica Transoral está asociada a riesgos. Puede existir sangrado postoperatorio que puede poner en peligro la vida, ó dificultad para tragar que puede hacer necesario alimentarse a través de un tubo; en casos muy excepcionales esto puede ser permanente. No obstante la necesidad de tubos de alimentación en mucho menos frecuente en los pacientes tratados con cirugía transoral que en los tratados con cirugía abierta o radioquimioterapia. Existen riesgos para la via aerea que pueden hacer necesaria la conexión prolongada a un respirador o la realización de un orificio en el cuello (traqueotomía) para poder respirar. Igualmente, la necesidad de traqueotomía es excepcional en cirugía transoral y rutinaria en cirugía abierta. Puede haber lesiones en la lengua, dificultad para mover la lengua, dificultad para abrir la boca, lesiones dentarias, cambios en la articulación de la palabra, etc. Potencialmente cualquier procedimiento mínimamente invasivo puede necesitar ser “convertido” a cirugía abierta por imposibilidad de realización o por problemas de seguridad. Normalmente esto es excepcional con una planificación adecuada. Sus médicos le explicarán detalladamente los riesgos asociados a los procedimientos.

Por supuesto esta tecnología es aplicable a otro tipo tumores benignos de la orofaringe.

Si tiene que tratarse de un cáncer de garganta la cirugía robótica puede ser una opción. Su médico deberá revisar la información disponible y evaluar con usted las opciones de tratamiento, quirúrgicas y no quirurgicas, para tomar la decisión más adecuada. Normalmente si usted es candidato a Cirugía Robótica Transoral y sus medicos se la recomiendan, será porque consideran que esta es la opción con mejores espectativas funcionales y menos secuelas asociadas al tratamiento de su enfermedad.

Agosto, 2021

%d bloggers like this: